Depuradora de agua

La depuradora de agua se encarga de conseguir que el agua que llega a tu casa esté limpia y sea lo más pura posible. Elimina todo tipo de bacterias, minerales que pueda haber en su interior.

En ocasiones se hacen test de durezas para ver en qué estado se encuentra el agua, si es potable…

Explicaremos en proceso de ósmosis que es la acción de empujar. Son dos disoluciones que son diferentes de agua que tienen una concentración de partículas diferente y que la separan una membrana semipermeable.

Si aplicamos presión encima de la disolución que tenga un menor número de partículas se consigue un efecto distinto que es la ósmosis inversa. Hacemos que la solución del agua sea más concetrada.

Se pueden instalar en cualqueir casa ya que son compactos y no ocupan apenas espacio.

Tiene muchos filtros por los cuales el agua se va limpiando, el primero lo que hace es tratar los sedimentos quitando las partículas que estén en suspensión. Otro de los filtros está hecho con carbón prensado que retiene el cloro que contiene el agua haciendo que no bebamos el cloro.

El filtro de carbón granulado hace que los metales pesados que están en el agua ya sea porque están las tuberías en mal estado lo que hace es que los elementos innecesarios se quedan dentro del filtro, es decir, limpia el agua.

Cuando el agua pasa por determinados filtros llega al módulo de ósmosis y hace que se reduzca el cotnenido en sales minerales que hay en el agua un noventa y cinco por ciento.

Si instalas una depuradora de agua por ósmosis vas a contar con muchas ventajas y tu mismo lla puedes instalar así no tendrás ningún tipo de fallo que vaya a llegar a ser una avería o que contamines el agua.

El agua que limpia la depuradora se puede usar para consumo ya que está totalmente libre de bacterias, minerales… No necesita estar conectado a la red eléctrica y de esta manera no consumo energía alguna. Ahorras en energía y en botellas de plástico además de que los filtros se cambian cada x tiempo.