Cómo reemplazar un grifo

Si os acabáis de mudar a una nueva pieza o vivienda, es recomendable que hagáis algunos trabajos de reforma antes de vivir definitivamente en ella. Ya que con el pasar de los años, es posible que algunas de las instalaciones de la casa se deterioren con los años. Una de estas instalaciones que más se dañan con el tiempo y con el uso, también por la falta de uso, son los grifos.

 

Vosotros mismos podéis cambiar esos viejos grifos que no sirven sin ayuda de un fontanero Pozuelo profesional y ahorrarse una gran cantidad de pasta en el proceso. No necesitaréis de muchos y profundos conocimientos de fontanería ni de materiales difíciles de encontrar. Este conocimiento os puede resultar muy útil en el futuro también cuando se dañe un grifo en vuestra casa o cuando deseáis cambiar los grifos por unos más bonitos y modernos.

Pasos para reemplazar el grifo

Cuando hayáis decidido cuáles grifos de a casa vais a cambiar y habréis comprado ya los modelos que más os gustéis, lo primero que debéis hacer es cerrar la llave de paso de agua para evitar que se inunde la casa mientras cambias el grifo. Luego tenéis que aflojar los latiguillos que se encuentran unidos al grifo con ayuda de una llave ajustable.

 

Acto seguido, desenrosca la tuerca que une al grifo con el lavabo y después retira la goma del grifo viejo que se encuentra dentro. Ahora podréis encajar la goma blanca y la arandela que viene con el grifo nuevo. Luego tenéis que fijar todo con el tornillo de sujeción en el hueco correcto con el destornillador adecuado.

 

El siguiente paso es enroscar los latiguillos del grifo nuevo para poder introducir todo en el espacio del lavabo. Colocáis después las arandelas en los tornillos del grifo nuevo y sujétalos con la tuerca, asegúrate de apretarlas bien. Por último utiliza la llave ajustable una vez más para enroscar los latiguillos a la toma de la pared y abrid la llave de paso de agua para que probéis que vuestro nuevo grifo fue instalado correctamente.

 

Como podéis comprobar, instalar un nuevo grifo no es un proceso demasiado complicado, solo se requiere de mucha paciencia y disposición, además de seguir los pasos correctamente para que todo os salga bien.

 

Espero que estos consejos os haya ayudado a aprender una habilidad nueva, además de ayudaros a ahorrar dinero en tareas de fontanería que podéis hacer vosotros mismos. Si queréis seguir aprendiendo cosas nuevas o queréis contratar fontaneros profesionales a buen precio con trabajo de calidad para que os solucione algún inconveniente, os invitamos a que nos sigáis por nuestras redes sociales y a que nos preguntéis en los comentarios.